El último examen

Mañana tengo mi último examen teórico de la carrera (y sí, ya sé que lo que debería de estar haciendo ahora mismo es estudiar) y, lo único que puedo sentir en estos momentos, es puro hastío.

Y es que, tal y como he dicho, riéndome sin gracia toda la semana, la Facultad insiste en fastidiar hasta el final: convocatoria a las 8:30h y dos asignaturas enteras el mismo día, Hematología y Geriatría (aunque teniendo en cuenta los combos que hemos tenido que sufrir, como Neurología-Infecciosas, Nefrología-Endrocrinología o Cardiología-Neumología, podemos darnos con un canto en los dientes). Y como todo está dentro de Médica, es perfectamente legal (aunque a mí no me suena demasiado razonable que porque te quede Geriatría tengas que ir con Reumatología, Oncología y Hematología enteras a julio, pero para todo hay opiniones).

Cuando me pongan los dos exámenes delante, estoy convencida de que tendré más posibilidades de que me pregunten en qué entidades se encuentra aumentada la vitamina B12 que en confirmar que entiendo qué es un síndrome mieloproliferativo. Y de aquí proviene parte de mi hartazgo. Cuento con los dedos de una mano los exámenes verdaderamente justos de la carrera, los que iban a comprobar que conocía de qué iba el temario, en lugar de intentar ponerme difícil aprobar.

No nos equivoquemos: los exámenes no tratan de comprobar si tenemos unos conocimientos suficientes en una materia de cara a desempeñar el papel de médicos (o arquitectos, ingenieros, etc), son simplemente una carrera de obstáculos, orientada de tal modo que permite engullir información y vomitarla en un folio en una suerte de frenesí bulímico del que, con suerte, salvaremos un par de pinceladas de todo lo que ingerimos.

Un profesor nos dijo una vez: “Medicina son tres carreras: la carrera, el MIR y la residencia”. Al finalizar la primera de ellas y empezar a catar la segunda, estoy empezando a comprender la verdad de sus palabras.

A partir de mañana, se acabaron las clases, se acabaron los exámenes, se acabaron los obstáculos reales. Pero después de casi 6 años me pregunto, ¿de verdad he aprendido lo suficiente para que sea legítimo tener dentro de 4 meses un título?

Anuncios

Acerca de Elena Armas

Estudiante de 6º Medicina en el Hospital Clínico San Carlos
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s